Año escolar en el extranjero

7 ventajas de estudiar un año escolar en el extranjero

Realizar un curso académico en un país extranjero es un reto apasionante y enriquecedor a partes iguales.

Es una decisión compleja para los padres, y es 100% comprensible. Pero los beneficios que puede suponer esta experiencia para un hijo, son enormes.

¿Estás preparado para conocer todas las ventajas de hacer un año escolar fuera de España?

1. Conocer un sistema escolar diferente

Estudiar en un país extranjero supone enfrentarse a un panorama académico diferente, pero muy estimulante.

Gracias a estos programas de integración escolar, los alumnos tienen una oportunidad única de aproximarse y formarse dentro de un plan académico distinto.

Y dicho sea de paso, los sistemas educativos de países como Reino Unido, Irlanda y Escocia tienen un estándar de calidad muy elevado.

2. Aprender un idioma distinto

Ya hemos comentado en otras ocasiones que aprender un idioma a una edad temprana es mucho mejor ya que la mente es mucho más receptiva.

Si además optas por una  experiencia académica en el extranjero, lograrás dominar la lengua que te propongas. Hasta podrías conseguir el desafío de muchos: ser bilingüe.

Consolidar los conocimientos de una lengua diferente a la materna,  es clave para conocer la cultura de un país en profundidad y una gran ventaja para el futuro académico y profesional.

Hoy en día si hablas inglés encontrarás trabajo sin problema. No es una exageración, es un hecho.

Realizar esta inversión educativa durante la infancia y la adolescencia merece la pena al 100%. Define tu futuro ahora. Es la elección más inteligente y beneficiosa.

intensivo de inglés en verano

3. Conocer otra cultura

Realizando un año escolar en el extranjero, el alumno convive con una familia extranjera y vive una completa inmersión cultural y lingüística.

Esta experiencia le forjará una personalidad de ciudadano global. Le abrirá la mente, hará que cambie su percepción del mundo y despierte su curiosidad.

Desarrollando una tolerancia mucho mayor hacia todas las representaciones culturales del mundo. Este rasgo facilitará la interacción con personas de mentalidades y costumbres muy diversas.

Un aspecto muy ventajoso para el futuro profesional, académico y personal.

4. Desarrollar un pensamiento más flexible

Cuando se participa en este tipo de cursos académicos, los alumnos potencian su capacidad para hacer frente a los cambios.

Es una vivencia que los prepara para ser adultos más flexibles, dinámicos y listos para cualquier eventualidad.

Al estudiar en el extranjero, tendrán que acostumbrarse a nuevos horarios, rutinas, comidas, costumbres…

Así se aprende a controlar las nuevas circunstancias y valorar los desafíos vitales como oportunidades para seguir aprendiendo y creciendo.

año escolar en el extranjero

5. Ampliar perspectivas

Los alumnos que participan en este tipo de programas maduran a todos los niveles, y lo que es aún más importante: se convierten en personas más fuertes, seguras e  independientes.

En la adolescencia, los jóvenes están en una fase de autodescubrimiento. Estudiar un año escolar en el extranjero, es una manera de prepararlos para la toma de decisiones sobre el futuro.

Viviendo todo un curso fuera de casa, los estudiantes deben afrontar situaciones de todo tipo.

Y aunque cuenten con el apoyo de tutores, profesores, amigos o la familia de acogida, al final serán ellos los que den el paso adelante y tomen la iniciativa.

6. Adquirir mayor madurez académica y personal

Los alumnos que participan en este tipo de programas maduran a todos los niveles, y lo que es aún más importante: se convierten en personas más fuertes, seguras e  independientes.

En la adolescencia, los jóvenes están en una fase de autodescubrimiento. Estudiar un año escolar en el extranjero, es una manera de prepararlos para la toma de decisiones sobre el futuro.

Viviendo todo un curso fuera de casa, los estudiantes deben afrontar situaciones de todo tipo.

Y aunque cuenten con el apoyo de tutores, profesores, amigos o la familia de acogida, al final serán ellos los que den el paso adelante y tomen la iniciativa.

7. Más oportunidades laborales

años escolares en el extranjero

No nos cansaremos de decirlo. Saber inglés te abre muchas puertas profesionales.  Y si optas por estudiar un curso académico en el extranjero, el éxito está asegurado.

Tendrás un mayor dominio del idioma, serás más autónomo y con una visión del mundo más global.

Te aseguramos que te lloverán las ofertas de trabajo. La mayoría de empresas dan prioridad a candidatos con un perfecto nivel de inglés y que sean auténticos cosmopolitas.

Realizar un año escolar está lleno de ventajas. ¿Quieres que te ayudemos a planificar este cambio en tu vida? Contacta y te asesoramos.

2 comentarios
    • admin
      admin Dice:

      Es una experiencia extraordinaria a todos los niveles, y si…ojalá fuera joven para poder irme y realizar un curso escolar al extranjero. La verdad es que se lo recomiendo a todos los padres. Es una inversión de presente y futuro. Saludos.

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *