Noche-de-burns

Cómo se celebra la Noche de Burns en Escocia

Burns Night, es un homenaje al poeta de Escocia. El 25 de enero con esta importante velada, se da por finalizada la temporada de festivales de invierno, que se inauguró el día de Sant Andrews.

Robert Burns(1759-1796), apodado el Bardo, fue uno de los poetas escoceses más queridos, gracias a la temática popular de su obra y porque además de escribir en inglés, lo hizo en scots.

Conocer Escocia, es conocer su cultura. ¿Quieres saber más?

La Noche de Burns: cena homenaje al poeta

Burns se convirtió en todo un símbolo nacional. Su obra y su vida, son motivo de orgullo para los escoceses, y por eso, generación tras generación se honra su memoria y legado el 25 de enero: el día de su nacimiento es cuando se celebra la Noche de Burns.

Noche-de-burns

Burns Supper, reúne a los escoceses de todo el mundo en una velada en honor al Bardo, a través de recitales, discursos, poemas, gaitas y comida tradicional.

Esta cena se celebra en todo el país. Es muy habitual como un encuentro entre amigos y familia.

Si deseas salir esa noche, en restaurantes de toda Escocia hacen su particular cena de Burns.

Se organiza al modo más tradicional, ya que es una ocasión muy solemne que se divide en diversos pasos. La Noche de Burns está llena de rituales, que te vamos a descubrir a continuación.

En qué consiste la ceremonia de Burns Night

No importa la cena que escojas. Hay un elemento constante en la Noche de Burns:la comida, el whisky y haggis( que por cierto, también se puede elaborar en versión vegetariana)

El ritual comienza cuando el anfitrión pronuncia un discurso de bienvenida y bendice la mesa. Normalmente, se emplea la bendición de Selkirk que se considera del poeta Robert Burns:

Some hae meat and canna eat,

And some wad eat that want it,

But we hae meat and we can eat,

And sae the Lord be thankit.

Después se sirve el primer plato de la cena, que suele ser “cock-a-leekie” (sopa de puerro y patata) o “Scotch broth”(caldo escocés).

Tras la sopa, es momento del “Piping in the Haggis”. Los comensales se ponen a pie, y la gaita suena para dar la bienvenida al protagonista gastronómico de esta velada: el “haggis”.

Es un embutido especiado tradicional escocés. Se elabora con vísceras de cordero y se sirve sobre una fuente.

El “haggis” es el centro de la cena y es que el propio poeta Robert Burns, dedicó una oda a este plato.

El anfitrión o algún comensal, recita el Address to a Haggis( Oda al haggis). Esta veneración tan curiosa al embutido no acaba aquí.

Mientras se pronuncian estos versos, se abre con un cuchillo para que los invitados puedan degustarlo como plato principal junto a las “neeps and tatties”(puré de patata y nabo)

Toda esta noche llena de música, poesía y buenos momentos, está bien regada con vino, cerveza y el mejor whisky escocés.

También hay espacio para el postre en la Noche de Burns. Se suelen servir quesos escoceses y “cranachan”, un dulce que combina frutos rojos, nata, copos de avena y whisky, o el “shortbread”, unas galletas de mantequilla tradicionales.

Más tradiciones en la Noche de Burns

Tras la cena, los homenajes al poeta son constantes. Son lo que se conoce con el nombre de Memoria inmortal.

Los comensales se pasan el tiempo entonando canciones y poesías de Robert Burns.

La obra, la vida y el sentimiento nacionalista del escritor se convierten en el hilo conductor de charlas y debates, salpicados de humor, reverencias e incluso bailes tradicionales.

noche-de-burns

Image of ghillie-dhu.co.uk

Y aquí no puede faltar un último brindis. Los hombres lo dedican a las mujeres, y es de lo más gracioso y pícaro. Hace muchos años, ellos solían agradecer la preparación de la cena, pero hoy en día, las mujeres dan la réplica con mucho ingenio.

La Noche de Burns, finaliza cuando los invitados cantan “Auld lang syne”. Una canción tradicional que está basada en un poema del escritor y que también se entona en el Hogmanay.

Si estás por Escocia, te recomendamos que disfrutes de esta conmemoración. Hay muchos bares y restaurantes que hacen su particular celebración la semana anterior y la posterior al 25 de enero.

¿Quieres conocer más sobre el escritor Robert Burns?

Te recomendamos que visites el Robert Burns Birthplace Museum. Un espacio para descubrir la vida y la obra del artista.

Este museo está alojado en la casa donde nació, en Alloway, en el condado de Ayrshire al suroeste de Escocia.

No sé si lo sabes pero Edimburgo ha sido elegida “Ciudad de la Literatura” por la UNESCO, así que si eres amante de las letras, te sugerimos que te acerques al Museo de los Escritores.

En él, Robbie Burns comparte protagonismo con R.L Stevenson y Sir Walter Scott entre otros autores.

¿Qué te ha parecido esta tradición escocesa? Seguro que muy interesante. Y si todavía no has pisado estas maravillosas tierras…

Marchando esta recomendación de 10 lugares que ver en Edimburgo.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *