rimas-en-ingles-para-niños

Rimas en inglés para niños: consejos para el aprendizaje

Recurrir a rimas en inglés para niños, es una estupenda idea para potenciar la curiosidad y la asimilación de la lengua.

Hace un tiempo os comentamos que las rimas eran un recurso extraordinario para que los niños aprendan inglés. Queremos que sigas trabajando en esta línea, para darle mucha vida y dinamismo al idioma.

Ya sabes que estamos convencidos de que un enfoque ameno es la mejor forma de asimilar conocimientos. Si has apostado por un aprendizaje temprano de la lengua inglesa, sigue leyendo. 

Presta atención a la interpretación de las rimas

Es importante ser capaz de dar vida a la historia, y esto dependerá de cómo utilices tu voz, tus ojos, y en general, de tu expresión y lenguaje corporal.

Las rimas en inglés para niños, deben captar la atención. Debes ser un poco teatral, emplea tu voz para guiarle. El sentido del oído de un niño es mucho más agudo que el de los adultos. Con el paso del tiempo, a medida que se familiarice con las canciones, percibirá las emociones sin necesidad del apoyo visual mediante gestos.

Hay rimas que incluyen música. Se recomienda al principio solo recitarlas, para que el niño se entretenga solo en entender la letra. Aprender la melodía y las palabras al mismo tiempo, es una doble tarea algo abrumadora para un pequeño.

rimas-en-ingles-para-niños

Este detalle es importante que lo tengas en cuenta. Hay niños que aprenden primero la canción de la rima, y encuentran dificultades para pasar las palabras de la rima a la forma hablada. Esto tiene como resultado un “lenguaje cantado” cuando emplean algunas de las frases al hablar.

No menosprecies el poder de las canciones para aprender inglés, para los adultos es una herramienta muy eficaz.

Apoyo visual para comprender una rima o canción

Normalmente están compuestas por grupos de palabras o expresiones que se unen para formar la rima. Muchas veces los niños se aprenden las frases, sin percibir las palabras más cortas o con funciones menos claras como “of” o “for”. Ellos lo captan todo como un bloque(One’s for me), no como conceptos individuales.

Las rimas en inglés para niños, pueden ser más fáciles de aprender si contienen imágenes complementarias que faciliten su comprensión. Si no las hay, siempre puedes ponerte a hacer un dibujo, enseñar ilustraciones, mostrar juguetes, objetos…Todo lo que haga falta para que se entienda.

Si es necesario traducir alguna palabra, hazlo solo una vez y en voz baja, a continuación, repite inmediatamente la palabra inglesa.

Tips para enseñar una nueva rima

Haz de hacer un esfuerzo en pronunciar con claridad, enfatizar las sílabas acentuadas, exagerar la rima y la musicalidad.

El vocabulario de las rimas es fácil de aprender, verás que en muy poco tiempo en cuanto aprendan la letra, estos trucos no serán necesarios.

Para que se consolide lo aprendido, es preciso un poco de tiempo para que exploren lo que están diciendo. Todo con la finalidad de que sean capaces de interpretar, comparar palabras, sonidos y significados a su ritmo.

Queremos recalcar que te tomes este proceso con calma. No metas prisa a tus hijos para que trabajen a tu misma velocidad. Recuerda que eres adulto, pero una vez, también fuiste niño.

La repetición es fundamental, puede parecerte aburrido, pero es parte del proceso. Es muy importante para los niños, porque de esta forma pueden repasar subconscientemente las palabras y los sonidos. También pueden confirmar lo aprendido, aumentando su confianza.

Apuesta por recitar la letra, yendo despacio, dramatizando el ritmo y apoyando el significado con apoyo visual. Si no hay acciones fijadas, puedes inventarte alguna sencilla. La participación activa y física, ayuda a memorizar y el propio movimiento facilita el aprendizaje.

rimas-para-niños-en-ingles

Debes enfatizar las palabras importantes, en especial, las que riman. Y solo si es preciso, susurra su traducción.

Las rimas en inglés para niños, como puedes ver es un recurso de aprendizaje divertido y didáctico. Una vez la han aprendido, pueden turnarse con los adultos, diciendo cada uno un verso. Esta práctica debes hacer lo posible por adquirirla. Implica escuchar con atención, empatizar e intervenir.

Recuerda que aunque los niños son muy espabilados, y se aprenden de memoria las rimas, puede que no estén listos para decirlas solos.

Aprovecha cada momento para disfrutar con las rimas

No se trata de agobiar, sino de hacer del aprendizaje espontáneo, un juego. Cuánto más lo pongas en práctica, mejor. Antes incorporarán este vocabulario a su rutina diaria.

Es importante ir poco a poco ampliando el repertorio, así que ¿por qué no dedicar momentos robados del día a día y ponerse a ello? Mientras haces la compra en el supermercado, usando el transporte público…

Como padre debes ser capaz de iniciar la actividad y que tus hijos aporten su toque personal. Muchas veces, hará falta repetir la rima para que tengan más oportunidades de reflexionar y mejorar la forma en que la recitan.

Date tiempo, es importante que los niños puedan revisar constantemente su pronunciación, y tener muchas ocasiones para practicar. Quizá la cola del cine, puede ser también un buen momento para la repetición de rimas conocidas.

Planifica la hora de las rimas

Es recomendable organizar las sesiones de aprendizaje, para que así no falten:

  • las rimas y canciones favoritas;
  • las recientemente aprendidas;
  • la última escuchada.

Es buena idea empezar con un par de las preferidas para tus hijos, de esta forma pueden hacer la transición desde la lengua materna y aclimatarse a escuchar y emplear la lengua inglesa.

Ya hemos comentado que la repetición es clave para la asimilación, pero esto dependerá en gran medida del estado anímico del niño. La segunda vez, el pequeño debería ser capaz de recitar los versos junto con el adulto. Y la tercera, si le apetece, sería una buena ocasión para que repita solo una parte o incluso la rima completa.

¿Cuánto tiempo es aconsejable que duren estas sesiones de rimas en inglés para niños? Dependerá de si se trata de un hecho independiente, de un entrenamiento o de una introduccón a una clase.

Puede ser ameno, preparar la programación con antelación, apuntando el primer verso de cada rima, para que los niños que ya sepan leer en su lengua materna, puedan adivinar las que se va a recitar. Una vez sepan unas cuantas, puedes pedirles que elijan las que les gustaría incluir en otra ocasión.

Esto es todo por hoy, esperamos que te haya resultado útil y cuando tu hijo sea un poco más mayor, merecería la pena buscar una buena academia de inglés. 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *