ser-bilingüe

10 beneficios de ser bilingüe

Si hace poco te descubrimos cómo saber si eres bilingüe, hoy es momento de dejar claras las ventajas. El dominio de una segunda lengua te abre puertas a nivel personal y profesional que no puedes ignorar.

Ser bilingüe te dará la oportunidad de disfrutar de nuevas experiencias, conocer culturas distintas, hacer amistades de todo el mundo y tener grandes expectativas a nivel laboral.

El aprendizaje de una lengua diferente de la materna, desarrollará tu cerebro, ampliará tu capacidad mental y potenciará tu intelecto.

Es muy recomendable empezar con los estímulos lingüísticos a una edad temprana, ya que los niños tienen una gran facilidad para asimilar una segunda o tercera lengua.

Haz que aprovechen ese potencial para dominar más de un idioma.

No nos demoramos más. A continuación te contamos algunas ventajas de ser bilingüe.

1. Un cerebro más ágil

En cierta manera, se puede decir que ser bilingüe te hace más inteligente, pero al tratarse de un concepto amplio y complejo hay que ser precavido con esta afirmación.

No existen estudios que demuestren que el dominio de una segunda lengua aumente la inteligencia.

Lo que sí que ocurre, es que al hablar dos lenguas, se realiza un esfuerzo cognitivo extra.

El cambio constante entre varios idiomas, desarrollará las partes del cerebro que controlan ese salto entre distintas corrientes de pensamiento.

¿El resultado cuál es? Un aumento de la agilidad mental.

Este control mental hace que los bilingües sean más flexibles y puedan hacer varias tareas de forma simultánea.

Al aumentar su capacidad de almacenar y procesar información, su destreza para resolver problema de forma creativa es muy superior.

ser-bilingue

2. Mejor razonamiento lógico

El idioma es una herramienta más de organización mental. Con la gramática, ordenamos ideas, y con la semántica, clasificamos conceptos para su comprensión.

Cuando una persona es bilingüe, tiene doble ventaja al emplear dos estrategias cognitivas.

Su forma de pensar es mucho más eficiente ya que su razonamiento se ve amplificado.

3. Una memoria agudizada

Hablar una segunda lengua obliga al cerebro a emplear unas regiones que no emplean los monolingües.

Al ser bilingüe se crean nuevas rutas para realizar asociaciones de información. Y esto se traduce en nuevas vías para llegar a los recuerdos.

ser-bilingüe

En consecuencia, el cerebro se vuelve más flexible, más productivo y la capacidad memorística se incrementa.

4. Aumento de la atención y la concentración

Mantener dos idiomas separados sin mezclar estructuras gramaticales, y vocabulario, implica que el cerebro es capaz de focalizarse en tareas importantes, bloqueando las distracciones.

Ser capaz de inhibir lo irrelevante es un factor que facilita enormemente la atención y la concentración en un objetivo concreto.

5. Mayor comprensión de la lengua

Hablar dos idiomas va a hacer que tu forma de conceptualizar el mundo cambie.  Cada palabra de una lengua tiene su propia representación mental.

Descubrirás formas muy diversas de definir conceptos, que nunca te hubieras imaginado o que no sabías que existían.

Hay muchas palabras en español que no tiene traducción literal en inglés…

Aunque siempre se intente construir una expresión que se asemeje.

Observa estos ejemplos:

Tutear———To address someone informally

Trasnochar—-To stay up all night

Desvelarse—-To wake up in the middle of the night

6. Un cerebro más joven

Existen diversos estudios que han demostrado que hablar más de un idioma demora el deterioro cerebral e incluso retarda los efectos de enfermedades como la demencia o el Alzheimer.

ser-bilingüe

El estudio que se publicó en “Annals of Neurology” realizado por el Doctor Thomas Bak de la Universidad de Edimburgo, afirma que las personas bilingües padecen un menor desgaste cognitivo.

Esta investigación también demostró que los sujetos bilingües tienen más desarrolladas  destrezas como la lectura y la inteligencia en general.

La última revelación del estudio fue el retraso del envejecimiento cerebral independientemente de la edad en la que se aprendió el idioma.

Así que no hay ninguna excusa para no empezar a estudiar inglés siendo adulto.

7.  Incremento de las oportunidades laborales

Aunque te parezca exagerada esta afirmación, ser bilingüe te va a abrir muchas puertas a nivel profesional.

Hablar inglés es importante para encontrar empleo.

Los idiomas son una exigencia casi para cualquier puesto de trabajo. Además, tendrás la posibilidad de trabajar en cualquier parte del mundo.

8. Potencia tu vida social

Hablar dos idiomas no solo es útil para las relaciones laborales. Gracias a ello, tus relaciones sociales se incrementarán.

Esto se debe a dos motivos. Primero y más evidente, porque al ser bilingüe podrás contactar con más personas.

Y el segundo, porque tendrás bastante confianza y seguridad en ti mismo.

9. Conocimiento de otras culturas

Ser bilingüe te da la posibilidad de ampliar tu conocimiento del mundo. Aunque no te des cuenta, las cultura propia muchas veces es un lastre para el desarrollo personal.

Hablar dos idiomas, te abre la mente a nuevos puntos de vista. Que muchas veces son el germen para la maduración de nuevas ideas.

ser-bilingüe

Al poder expresarte a la perfección, podrás integrarte en cualquier cultura. Y lo que es mejor, disfrutarás de los viajes como nunca.

10. Facilidad para aprender un tercer idioma

Ser bilingüe te permitirá asimilar una tercera lengua extranjera con fluidez. Lo más complejo es el aprendizaje de la segunda.

Una vez superado eso, el proceso se simplifica enormemente. Las diferentes partes del cerebro ya dominan ese cambio entre las distintas actividades del pensamiento.

Si aún no te has puesto las pilas con un segundo idioma, ya tardas. Pon rumbo a una nueva vida, ser bilingüe es tu meta.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *